El clima de la Tierra ha cambiado a lo largo de la historia. En los últimos 65.000 años ha habido 7 ciclos de retroceso glacial y hace 7000 empezó la era climática moderna y de la civilización. La mayoría de estos cambios climáticos se atribuyen a pequeñas variaciones en la órbita de la Tierra que cambia la cantidad de energía solar que recibe nuestro planeta.

Es importante prestar especial atención al calentamiento global pues avanza a gran ritmo y la causa es la actividad humana desde mediados del S.XX.

La concentración de dióxido de carbono (CO2) y otros gases que atrapan el calor de la atmósfera de la Tierra son causantes del cambio climático, esto es el efecto invernadero. Cada vez que encendemos la luz, el ordenador, el microondas o cada vez que nos duchamos consumimos energía. Esa energía en su mayor parte se produce quemando gas, carbón , petróleo es decir los llamados combustibles fósiles.

Estamos ante el fin de la era de los combustibles fósiles, el Gobierno de España propone prohibir «el establecimiento de nuevas ayudas o incentivos  económicas que favorezcan el consumo de combustible fósiles». Entre el 60% y 80% de las reservas de combustibles fósiles tendrían que quedarse bajo tierra para evitar que la temperatura suba. El objetivo es llegar a cero emisiones de gases invernadero para la segunda mitad de siglo o antes.

Un área de ecosistemas costeros más grande que la ciudad de Nueva York se destruye cada año eliminando un importante amortiguador del clima extremo para las comunidades costeras y liberando CO2 a la atmósfera. Acabar con la deforestación y restaurar los bosques podrían crear 80 millones de empleos  y sacar 1000 personas de la pobreza a nivel mundial.

Los científicos nos advierten que debemos realizar cambios masivos en la forma en que vivimos nuestras vidas para enfrentarnos al problema del cambio climático. A continuación os dejamos una  serie de recomendaciones para ayudar a frenar este problema:

  • Dejar de quemar combustibles fósiles  (gas, carbón y petróleo)
  • Plantar más árboles.
  • Proteger los bosques.
  • Descubrir cómo bloquear los rayos del sol.
  • Desarrollar máquinas para aspirar el carbono del aire.
  • Comprar con responsabilidad.
  • Ser inteligentes con los desperdicios de comida «¿Podría convertirse en otra cosa?»
  • Viajar de manera ecológica, anda, utiliza la bicicleta, el monopatín, los transportes públicos, coches eléctricos.
  • Ahorra energía, todos podemos utilizar menos energía en casa: apaga la luz, la televisión… cuando no  haga falta.

 

Greta Thunberg es una adolescente sueca que en agosto del 2018 antes de las elecciones de su país, inició en solitario una huelga escolar y todos los días se sentaba frente al Parlamento sueco con una pancarta » En huelga por el clima». Después siguió haciéndolo cada viernes. Su movimiento ha inspirado el movimiento global «Fridays For Future» y miles de jóvenes de todo el mundo siguen su ejemplo reclamando más contundencia en las acciones que eviten el cambio climático, ya que su futuro está en juego.

Muchas escuelas, organizaciones y organismos gubernamentales… se están esforzando para animar a las personas a tomar medida que les impidan tomar cualquier medida que conduzca al calentamiento global. Tenemos que sentir el problema como propio y ser conscientes de la realidad de la situación. Por nuestra parte  concienciamos  a nuestros alumnos  de la importancia de parar el cambio climático. Para ello a través de temas transversales, documentales, vídeos, cuentos a los más pequeños , como «El cuento de Kimira» VER y distintas actividades, intentamos que los alumnos sean conscientes y colaboren con el cuidado de nuestro planeta . Este año  tuvimos el placer de recibir a un antiguo alumno del colegio, Omar, que nos habló de cómo afectan los combustibles de los coches al cambio climático y las ventajas de utilizar un coche eléctrico VER

Valóranos
Contacta