Los peligros de Internet y las redes sociales para los niños y adolescentes

La revolución tecnológica y la facilidad para la realización y difusión de imágenes ha favorecido  la aparición de nuevos hábitos de conducta como son los siguientes: “Sexting”, “Sextorsión” y “Grooming”. A continuación os explicamos en que consiste cada una de ellas y podréis leer noticias sobre cada uno de estas conductas y como pueden afectar a niños, adolescentes y adultos.

Educar en el buen uso de las tecnologías

Sexting es un término que proviene de los términos ingleses “sex” “texting” y se refiere al envío de contenidos eróticos  por medio de teléfonos, videos de contenido sexual de mayor o menor carga erótica entre personas que voluntariamente lo consienten y que forma parte de su actividad sexual que se desarrolla de manera libre.El Sexting empieza a ser una peligrosa moda entre los jóvenes. Es una práctica cada vez más común entre personas que poseen un dispositivo móvil con cámara fotográfica independientemente de la edad que tengan.El riesgo que existe es el de perdida de control de esas imágenes que afectan de una manera directa a la intimidad y que una vez en poder de un tercero pueden ser difundidas con la rapidez y multiplicidad que permiten las tecnologías actuales.El daño de la imagen llega a ser irreparable  y la humillación grande que sufren las víctimas hace que lo que en un principio iba a ser algo divertido  se convierta en una auténtica pesadilla.Los motivos a los que llevan a los adolescentes  a esta práctica son la presión social, la confianza en la discreción del receptor del mensaje, desconocimiento técnico e incapacidad para percibir el riesgo.VER NOTICIA

El daño de estas prácticas es irreparable

Sextorsión proviene del término inglés “sextortion”, es una forma de explotación sexual en la cual se chantajea a una persona por medio de una imagen de sí misma desnuda que ha compartido a través de Internet mediante sexting. La víctima es posteriormente coaccionada para tener relaciones sexuales con el/la chantajista, para producir pornografía u otras acciones. Es decir, no tiene que ver necesariamente con la extorsión, que en castellano se suele usar únicamente para chantajes de carácter chantaje económico, pero al calcarse del inglés ha permanecido el término extorsión, por su fácil fusión con sex, y así se ha comenzado a utilizar por los medios de comunicación. El chantaje se suele realizar por Internet, ya que asegura un cierto grado de anonimato al criminal.La sextorsión se puede dar tanto  a menores de edad como a adultos por medio de imágenes obtenidas mediante webcam, email, mensajería instantánea, teléfonos u otros dispositivos móviles, es decir, por todos los medios que sirven para realizar sexting. El objetivo de una Sextorsión es  un abuso sexual, una explotación pornográfica para uso privado, para redes pedófilas o comercial, una extorsión económica o cualquier otro tipo de coacción puntual o continuada realizada por conocidos, ex – amantes o personadas desconocidas.VER NOTICIA

Grooming, este término proviene del inglés “groom” que significa acicalar o cepillar en caso de animales. Sin embargo, según la definición de Wikipedia (La Real Academia Española todavía no ha incluido el término en su diccionario), el “grooming” es “un nuevo tipo de problema relativo a la seguridad, son las conductas y acciones deliberadas por parte de un adulto, a través de Internet con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad simulando que es un niño o niña de su edad, creando una conexión y dependencia emocional con el menor, con el fin de disminuir sus preocupaciones y poder abusar sexualmente, esto puede introducir al menor a la prostitución infantil o la producción de material pornográfico.VER NOTICIA

Para finalizar con este artículo os dejamos un programa educativo concebido para ayudar a madres, padres, docentes y profesionales del mundo educativo en general en la tarea de acompañar a las y los más pequeños (8 a 12 años) en el inicio del uso autónomo, responsable y saludable del smartphone.VER PROGRAMA

También  os recomendamos el siguiente  libro: Sexting, sextorsión y grooming. Identificación y prevención ( Montserrat Peris Hernándes y Carmen Maganto Mateo )Ediciones Pirámide.

 

 

 

Contacta