Olga Carmona es Experta en Neuropsicología de la Educación y Atención Psicoeducativa de Niños con Altas Capacidades y directora del Centro de Psicología CEIBE de Madrid, comenta: “Más allá del estereotipo que la gente cree, que tener altas capacidades es tener un C.I. determinado, un cociente intelectual determinado y además sacar muy buenas notas, que se confunde con el rendimiento académico, tener Altas Capacidades significa toda una estructura psíquica, emocional, una manera diferente de procesar la realidad, una manera diferente de sentir y de pensar”. Los niños y niñas con Altas Capacidades muestran una  intensidad emocional y  sensibilidad sensorial que les molesta, les incapacita para seguir con una actividad  determinada.

Cuando a los padres les dan el diagnóstico que afirma que su hijo  o su hija presenta  Altas Capacidades  generalmente  les viene una oleada de preocupaciones y miedos. Olga Carmona les explica a los padres : “No estamos comunicando un diagnóstico psicopatológico, estamos comunicando una condición que representa un desafío educativo. Y por lo tanto vosotros como educadores  y como padres, tenéis la oportunidad de reeducaros, pues sabéis y habéis  aprendido que vuestros hijos  no responden al premio y al castigo, ellos necesitan negociar, necesitan explicaciones razonadas, coherencia, necesitan una serie de desafíos, retos educativos, que vosotros, como padres  no os queda  más remedio que cambiar vuestro  modelo de autoridad y resetearos. Así que os  toca informaros, formaros…, poneros  las orejeras en el sentido de dejar de escuchar consejos, vaticinios catastrofistas acerca del futuro horrible que te espera con un hijo de altas capacidades y tratar de vivir con naturalidad esa diferencia y, sobre todo, estar muy atento a cuáles van a ser las necesidades académicas y afectivas de tu hijo, porque, en definitiva, vosotros sois los principales responsables de cubrirlas y de dotarlas de las herramientas que va a necesitar”

Seguro que habéis oído hablar de los siguiente términos talento, alta capacidad, superdotación, ¿pero en qué se diferencian? Para empezar hay que decir que no hay un consenso ni a nivel de comunidades autónomas, ni siquiera a nivel internacional para definir qué es la sobredotación, qué es la alta capacidad. Entonces, nos encontramos con una realidad que es que un niño puede tener altas capacidades en Murcia, pero no en Madrid, porque cada comunidad autónoma decide y define qué son las altas capacidades. En el diagnóstico o detección se trata más que nada de profundizar en el perfil de ese niño para saber qué necesita para poder satisfacer su demanda, tanto a nivel académico, como a nivel afectivo.

Hablamos de Superdotación cuando las  personas, no solamente niños, niñas y adolescentes, tienen un C.I. igual o superior a 130 en la escala Wechsler. A continuación podéis consultar los Rangos de Cociente Intelectual.

Se dice que  aquellas personas que sobresalen de una manera extraordinaria en algún ámbito de la inteligencia tienen un Talento Simple. Según Howard Gardner psicólogo estadounidense que planteó “La Teoría de las Inteligencias Múltiples” hay ocho tipos de inteligencia :1. Inteligencia lingüística-verbal, 2. Inteligencia Lógico-matemática ,3.Inteligencia espacial, 4.Inteligencia musical., 5.Inteligencia corporal cinestésica,6.Inteligencia naturalista, 7.Inteligencia intrapersonal y 8. Inteligencia interpersonal.VER

El Talento Complejo es cuando se da este mismo fenómeno del talento simple, pero en varias áreas de la inteligencia.Mientras que el resto de variables que forman la inteligencia se mantienen estables o incluso bajas Es decir, no tiene que ver, no hay esa homogeneidad que se da en el superdotado. Por ejemplo, el talento académico sería un talento complejo.

Por otra parte cabe destacar algunas características comunes  que presentan los niños y niñas con Altas Capacidades : intensidad emocional, desafío a la autoridad, hipersensibilidad, sentido de la justicia, empatía muy desarrollada a edades muy tempranas. Hacen preguntas de tipo trascendental en una edad cronológica que no corresponde. Empiezan a preguntar por la idea de la muerte. ¿Hacia dónde vamos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué existimos? Baja tolerancia a la frustración (o lo hacen  perfecto o no lo hacen). Son personas perfeccionistas, autocríticas, autoexigentes y competitivas.No tienen problemas de socialización, lo que tienen en muchos casos son problemas de afinidad con su grupo de iguales, no encuentra compañeros que tengan afinidades parecidas a las suyas, inquietudes, etcétera, que normalmente son distintas a los de su grupo de edad. La doctora Carmona insiste  en que siempre que se habla de estas características “estamos hablando de generalidad”.Hay niños con altas capacidades que tienen alto rendimiento académico y hay niños con altas capacidades que no solo no tienen alto rendimiento académico, sino que lo tienen mediocre o incluso malo.

Una vez tengamos el diagnóstico  es necesario comunicárselo a nuestros hijos, Olga Carmona, Experta en Neuropsicología dice:

“Los niños tienen derecho a saber su condición. Por otro lado, en muchas ocasiones les estamos dando respuesta a una diferencia que ellos ya saben, que ellos ya intuyen.Es decir, no podemos caer en un: “tú eres más”, porque, en realidad, la alta capacidad no es un más, sino una mayor capacidad. Se les explica a los niños que tener un recipiente más grande, pero vacío es menos que tener un recipiente más pequeño pero lleno. No estamos hablando de contenido, sino de capacidad. Entonces es muy importante comunicarlo siempre según la edad del niño con palabras que ellos puedan comprender y hasta donde ellos quieran saber también, porque eso es algo que ellos van a tener que ir procesando”.

Es muy importante que antes de comunicárselo a los hijos, los padres hayan metabolizado, digerido e incorporado esa realidad.

 

Fuentes:  Educación.uncomo.com, Aprendemos Juntos (El País)  y Orientación Educarex.

 

 

 

 

 

 

 

 

.