Empezamos explicando que  un logopeda  es el profesional que se  encarga de la prevención de las alteraciones de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz, la audición y  de las funciones orales asociadas (respiración, masticación y deglución)

El trabajo de un logopeda consiste en evaluar a cada paciente  para luego decidir y planificar la mejor manera de apoyarle y tratarles. Para el diagnóstico los logopedas utilizan distintos tipos de información, incluyendo notas médicas y los resultados de la observación del paciente. Su evaluación se basa también en las conversaciones que han tenido con otros profesionales de salud, incluyendo médicos, enfermeras y psicólogos. También cooperan con maestros, familiares y cuidadores.

Es de gran importancia tener en cuenta los factores psicológicos pues puede ser una de las causas de los trastornos del lenguaje, los cuales están íntimamente relacionados con los problemas familiares, por este motivo es muy importante la colaboración de la familia en cualquier tratamiento logopédico.

Conviene conocer cuáles son las etapas del desarrollo normal, según su edad para estar atentos si vuestros hijos e hijas tienen alguna dificultad de lenguaje . Desde el nacimiento hasta los 6 años, más o menos, los niños presentan una increíble plasticidad cerebral, lo que favorece una época en la que aprenden mucho. Obviamente, cada pequeño va a su ritmo por lo que algunos lograrán sus objetivos antes y otros, después.

Entre los 0 y 18 meses: Los bebés pasan de los llantos a las sonrisas, los gorjeos y las muecas y a una relación lúdica con secuencias sonoras. Primero empiezan con las vocales; después, las consonantes. Más tarde, combinan ambas. Si al año y medio, solo usa vocales, es un primer aviso para la observación.

Entre los 18 y los 24 meses: Forman las primeras combinaciones de dos palabras. No hacerlo a esta edad es un marcador de un trastorno del lenguaje.

Entre los dos y los cuatro años: Fase de la explosión lingüística. Manejan cada vez más vocabulario y, de un mes a otro, los niños avanzan rápidamente con oraciones simples (sujeto, verbo y objeto). A partir de los 3 años, los profesionales cuentan con buenos instrumentos de evaluación que permiten detectar algún problema.

A partir de los cuatro años: La construcción del lenguaje oral es más elaborada; a los 5 años ya son capaces de contar experiencias y narrar historias breves.

La intervención de un logopeda cuanto antes mejor, es decir , a partir de los 3 años que es cuando  aumenta la necesidad de comunicación con el entorno y con sus iguales.

El papel de los profesores es primordial para avisar que el niño o niña tiene dificultades de lenguaje. Desde el momento en que detecta una anomalía debe pedir una evaluación al equipo de orientación pedagógica del centro que realizará una evaluación para determinar las dificultades y orientar para una mejora del habla.

Los padres y madres tienen también un papel fundamental pues no solo pueden detectar las primeras señales si hay dificultades, sino también motivar al niño y apoyarlo. Aquí tenéis 4 consejos para tener en cuenta:

  1. Al hablar con el niño, usar adecuadamente el lenguaje, sin infantilizar las palabras.
  2. Cuando hay que seguir con el tratamiento, hacerlo hasta el final. Apoyar y ayudar al niño a hacer los ejercicios. Muchos padres al ver los primeros resultados de la terapia con el logopeda, la abandonan, lo que convierte esa pequeña consecución de objetivos en retroceso.
  3. Está bien que el niño pueda comunicarse con los padres, pero como también tiene que hacerlo con su entorno, conviene que use las palabras adecuadas y no un código que solo entiende la familia. Si el niño no pronuncia bien una palabra (a una edad que se espera que sí lo haga), no hay que demostrar abiertamente que se ha entendido.
  4. Tampoco se trata de corregirlo a cada rato. Esto se vuelve tedioso y desanima el esfuerzo del pequeño. Pero, de una manera afectuosa, se puede decir correctamente una palabra mal expresada en otro contexto para que él la repare.

Para terminar os recordamos que en el Colegio Mater Clementissima tenemos el Departamento de Orientación donde se realizan todas las valoraciones oportunas y en  E.Infantil “ Los Lapazares “ hay Logopedia  para tratar  las dificultades del lenguaje.

Fuentes(Bloghoptoys, Neurorhb y El pais)