fbpx

El sedentarismo y falta de actividad física que presentan los niños y adolescentes en España hoy en día no hace más que crecer. El hecho de que pasen el día sin realizar ningún tipo de actividad deportiva cuando es una de las etapas en las que más energía puede desprender el ser humano llama la atención, sobre todo en cuanto a la transmisión de costumbres que se está dejando en esta juventud, ya que en el futuro serán adultos que necesitarán ayuda para cualquier tipo de esfuerzo físico debido a la falta de entrenamiento durante edades tempranas.

Una de las razones a las que se atribuye esta situación se centra el desarrollo de las tecnologías y videojuegos que están al alcance prácticamente de cualquiera: Los niños y adolescentes prefieren pasarse horas sentados frente a una pantalla, ya sea de televisión o de móvil, que interactuar mediante la actividad física que podría  suponer salir a patinar, jugar un partido con los amigos, o incluso correr por el placer de realizar ejercicio. Según los datos recogidos, un 34% de los niños en España han desarrollado sobrepeso y obesidad en los últimos años.

Pero no podemos culpar únicamente a las tecnologías, ya que los adultos predican con el ejemplo de manera leve. Tan que sólo un 40% de la población española, una vez alcanzada la edad adulta, realiza actividad física. El realizar ejercicio como parte de una rutina diaria es difícil de conseguir debido al ritmo de vida actual, pero también nos encontramos con una falta de motivación hacia la salud y el bienestar.

El deporte es salud y estabilidad, tanto mental como emocional, ya que su práctica permite que los niveles de estrés se reduzcan. El deporte, en resumen, es vida. Es importante que los niños/as sean estimulados desde edades tempranas para que comprendan que el ejercicio diario es una actividad de ocio igual o más divertida, y por supuesto productiva, que mantenerse frente a las pantallas de sus dispositivos.

 

En contraposición con España, se encuentra la situación de Finlandia, en la que el 90% de las personas realizan algún tipo de actividad física. En países como este disponen de unas temperaturas bajas y un número elevado de horas de oscuridad durante el día, por lo que consideran la actividad física como un pilar fundamental para evitar problemas de salud como son el sobrepeso, en un país en el que tienen limitado el tiempo para disfrutar de actividades al aire libre.

 

El deporte permite que los niños se desarrollen física y mentalmente, les ayuda a relacionarse de forma sana con otros niños, a tener confianza en sí mismos y a aprender a gestionar las situaciones y emociones.  En cuanto al ámbito físico, mejora el desarrollo de la coordinación y el equilibrio, de los huesos y músculos, a la vez que ayuda a prevenir la obesidad o el sobrepeso.

Algunas actividades para fomentar la actividad física dentro de la familia pueden ser gestos tan sencillos como ir andando a los sitios en lugar de usar transportes móviles, Realizar paseos andando o en bicicleta, subir las escaleras en vez de usar el ascensor, realizar circuitos de ejercicios con obstáculos en casa, bailar lo incluso hacer las tareas diarias de casa. Disponemos de múltiples opciones para movernos y pasar un buen rato así que… ¿A qué esperamos para ponernos en marcha?

FUENTES: pinterest / cadenaser

ENLACES DE INTERÉS: https://cadenaser.com/emisora/2019/12/04/radio_valencia/1575451352_332308.html

4.7/5 - (8 votos)